La sombra de una noche es el primer texto publicado. Está dedicado al hijo mayor de Soledad Puértolas del que se inspiró para su héroe, Jacobo Studer. Tiene lugar en un país que conoció bien, Noruega, y cuenta la historia de  un niño de trece años que tuvo problemas en el colegio y debe esperar a su padre para explicarle lo que pasó. Como su padre no llegaba, el hijo empezó a preocuparse y decide salir en su busca de noche. La aventura empieza a partir de este momento: Jacobo tendrá que confrontarse a un mundo misterioso y totalmente desconocido por él a saber el mundo de la noche. Tendrá que armarse de valor y volverse un héroe durante esta noche ya que deberá confrontarse solo al frío, la noche y todos sus miedos.

Soledad Puértolas busca nuevas respuestas a las cuestiones que el hombre se hace desde el origen y propone una historia que permitiría explicar lo inexplicable. El recorrido de los animales es un cuento que Soledad Puértolas escribe a petición de su hijo menor. Como su hijo apreciaba los animales, le escribió un cuento con animales pero que se aparenta a una fábula o de parábola.  Un niño de ocho años llamado Arturo cumplió la edad someterse al « recorrido ». La prueba cualificada como una « costumbre muy extraña » es un rito de paso que había que cumplir para pasar de la infancia a la edad adulta. Durante esta experiencia de cuatro años, el niño podía transformarse en todos los animales que quería. Decidía del animal y cambiaba en cuanto lo quería. Al final de la experiencia, el niño recuperaba su apariencia humana y tenía que presentarse ante una especie de tribunal que lo sometía a un interrogatorio.  Este consejo era muy importante porque tenía el poder de decidir de la forma humana o animal en la que el niño terminaría su vida. Este cuento es entonces un cuestionamiento sobre la identidad humana y constituye también una reflexión alrededor del animal: la cuestión de fondo parece ser determinar lo que nos diferencia del animal y este cuento ofrece una posibilidad ideal aunque irreal, a saber el experimento por procuración.

 

Primer libro de relatos de la autora que narran la aventura entendida como una experiencia interior. Todos los personajes padecen una enfermedad moral, se interrogan acerca de su manera de ser hacia los demás. Se destaca cierta melancolía de los textos. Se puede descubrir:

  • Un país extranjero
  • La indiferencia de Eva
  • Koothar
  • Contra Fortinelli
  • La llamada nocturna
  • En el límite de la ciudad
  • La vida oculta
  • La orilla del Danubio
  • Una enfermedad moral
  • El origen del deseo

Este cuento es un relato policiaco por su estructura que respeta las normas de los cuentos de hadas. Como a menudo, Soledad Puértolas propone una doble lectura: el lector despreocupado solo verá la íntriga policiaca mientras que el lector más acostumbrado a los relatos de la autora investigará y verá un palimpsesto en el sentido genetiano del término. La dualidad de este cuento que concilia las constantes del cuento de hadas y de la novela policiaca guiará al lector a través de las ondas de dos géneros aparentemente imposibles de conciliar.

Basada en el título de una canción de blues de los años 30 titulada “Love in vain”, la última novela de Soledad Puértolas narra la historia de un joven que, tras sufrir un accidente de tráfico, ha modificado por completo su trayectoria vital. Vuelve a vivir pero bajo otras modalidades, su vida cambia de ritmo, también la mirada de los demás sobre él se transforma a partir de esta metamorfosis porque ahora manda el cuerpo, un cuerpo estropeado, un cuerpo que sufre. Este texto es un himno a la lentitud: sus límites físicos motivan un cambio total de ritmo vida. Bajo el pretexto de vivir más cerca del Centro de Rehabilitación, el protagonista se libera de su familia, se ofrece la oportunidad de desligarse de su vida anterior al accidente, no se expone a su compasión, ni espera su ayuda de ninguna manera. La novela se abre después de esta ruptura, después de la mudanza del protagonista que ha decidido cambiar de casa y también de barrio: se ha alejado del centro de la ciudad, de la agitación para adoptar un ritmo más templado, razonable, más adaptado a su nueva vida.

 

En Cielo nocturno, la familia descrita  es muy representativa de la sociedad española porque la narradora tiene tías exiliadas en Francia, su padre es un franquista convencido, su tío un republicano. En esta novela, la narradora explica su evolución, sus descubrimientos y su implicación progresiva en las manifestaciones estudiantiles. Se da cuenta de las reacciones de su entorno: las divergencias con sus padres, la reconciliación, la aceptación de las elecciones mutuas. Esta novela iniciática es un testimonio muy valioso porque la narradora (como la autora) nació en pleno franquismo, inmediatamente después de la segunda guerra mundial, y su evolución permite al lector descubrir, a través de sus relaciones con su entorno, un apaciguamiento progresivo de las tensiones de la postguerra. El prestigio de los Moraleda en la vida de la narradora subraya la influencia de aquella familia que parece representar la España franquista y su decadencia.

 

A partir de la historia de un abrigo estraviado, Soledad Puértolas crea un mosaíco literario: pone a los lectores en las huellas de muchos personajes que tratan de comprender a los demás o, al contrario, buscan algo de comprensión por parte de su entorno. Mar, a partir de la desaparición de su madre, trata de colmar su ausencia buscando al abrigo que le da título a la novela y consigue poco a poco entender a su padre, seguimos también a Amalia que vive primero en Nueva York con su marido Bobby y luego vuelve a España, luego a Gloria, la cuñada de Mar, que experimenta un cambio de vida después de que su hijo haya sido víctima de un accidente de tráfico. Muchos otros personajes están presentes en esta novela compuesta por relatos aíslados reunidos entre sí por una íntriga común e interrelacionados entre ellos.

Novela que constituye, en el plano temático, una síntesis de todas las otras novelas. Los temas recurrentes son manifiestos y la íntriga marcó la poética de su obra. Opera una especie de vuelta en la obra. Este relato está al límite entre dos etapas fundamentales de la escritura de Soledad Puértolas porque fue escrito en dos momentos distintos: la primera parte fue escrita antes de la muerte de la madre de la autora y la segunda parte después. De allí el carácter fundamental de la maternidad en el texto. Las influencias de otras novelas son explícitas dado que el rastro de Una vida inesperada es visible en la construcción del relato que tiene el mismo generador: el recuerdo, la de Todos mienten por la presencia de la desilusión, de Días del Arenal cuya tonalidad reaparece en los momentos en que Marta Berg se libera de la contención que la caracteriza para acercarse al narrador. El tema de la voluntad de evasión, omnipresente en la obra de Soledad Puértolas, caracteriza a La Señora Berg. Sin embargo, la manera de  escapar es diferente de la de otros relatos porque la historia pasa en Madrid en la época actual. La huida, menos perceptible porque no geográfica, es más bien psicológica. El narrador, que quiere escapar a su propia vida, escapa en sus recuerdos para huir lo cotidiano.

Novela que constituye una evasión entre las obras de la autora ya que tiene lugar en el ciclo artúrico. Aquella novela-cuento tiene lugar en un universo encantado y mágico y simboliza la voluntad de escapar. Se trata de un cuento de hadas, caballeros y doncellas. Los personajes que reaparecen a través de esta novela son el rey Arturo, la reina Ginebra, Lanzarote,  el sabio Merlín y el hada Morgana. En la diégesis, Morgana raptó a siete doncellas que tendrán que estar libradas por los siete caballeros más valerosos del reino. Al final del texto, van a ser liberadas una a una. El sufrimiento de Ginebra, Arturo y Lanzarote por aquel amor imposible de vencer está presente. Merlín también está enamorado. Su dulcinea, su discípula Nimué, ayudará a los caballeros a vencer a Morgana que es muy potente porque fue iniciada a la brujería por el mago. Aquella novela caballeresca respeta la lineridad de las novelas de capa y espada. Su estructura está preservada: hay una prueba que cumplir para llegar a la liberación. Sin embargo, la omnipresencia del amor y la explicación psicosomática de la enfermedad de la reina Ginebra demuestran la gran modernidad de la novela. A pesar de su evidente singularidad, ligada a su contexto, la tonalidad de ciertos cuentos como El recorrido de los animales o también La sombra de una noche reaparece en este texto. E, este relato, el universo del cuento de hadas se asimila a la narración sin que las peculiaridades de la escritura de Soledad Puértolas desaparezcan: los personajes son princesas modernas que son, pese a todo, desdichadas y tristes. Se trata de una reescritura moderna y feminizada del mito artúrico.